<a href="http://www.quierooir.com/audioprotesista-hipoacusia-oido-consulta/"><b>Cinco razones para acudir al audioprotesista</b></a> <a href="http://www.quierooir.com/infografia-cuida-audicion-verano/"><b>Infografía | Cuida de tu audición en verano</b></a> <a href="http://www.quierooir.com/audicion-edad-biologica-hipoacusia/"><b>La audición podría no corresponder a la edad biológica</b></a> <a href="http://www.quierooir.com/tinnitus-shock-acustico/"><b>El Tinnitus es el síntoma más común del ‘shock’ acústico</b></a> <a href="http://www.quierooir.com/tinnitus-audifonos-generadores-ruido/"><b>Los generadores de ruido en los audífonos alivian el Tinnitus</b></a>
 

Cinco razones para acudir al audioprotesista

Existen varias razones por las que se debe acudir al audioprotesista, entre ellas se encuentran la dificultad de oír en ambientes ruidosos o escuchar pitidos el oído. Sin embargo, muchas personas no acuden a la consulta de este especialista debido a que restan importancia a la disminución en la audición, considerándola como un síntoma natural del envejecimiento.

A continuación se mencionarán cinco razones por las que acudir al centro auditivo para que el audioprotesista analice la audición. Estas son las siguientes:

  • Si resulta difícil escuchar o mantener una conversación en ambientes ruidosos. Este es el síntoma más común de la hipoacusia y al que más importancia se le resta puesto que se considera “normal” escuchar mal si se está en un sitio con ruido.
  • Si se cree que ha disminuido la capacidad auditiva. Siempre ante la sensación de que se escucha peor se deberá consultar con el especialista para que este realice un análisis de la audición o audiometría y descarte posibles trastornos en el oído.
  • A la hora de elegir un audífono. El audioprotesista es el profesional cualificado para elegir el audífono más adecuado  en función del grado de pérdida de audición de cada paciente.
  • Si se desea realizar modificaciones o ajustes al audífono. El audioprotesista posee los conocimientos necesarios para ajustar o modificar el audífono y se deberá acudir a él para realizar el mantenimiento del dispositivo. 

La pérdida auditiva se ha convertido en uno de los problemas sanitarios crónicos de este siglo puesto que, según datos de la OMS, más del cinco por ciento de la población mundial la padece y muchos de los casos podrían haberse evitado mediante la prevención.

Los generadores de ruido en los audífonos alivian el Tinnitus

La incorporación de generadores de ruido en los audífonos calman los molestos zumbidos provocados por el Tinnitus, según un estudio de la Sociedad Auditiva Americana. Estos generadores producen un ruido blanco, modulado por frecuencias, que ayuda a eliminar el exceso de atención en el acúfeno y permite al cerebro del paciente habituarse a la constante actividad acústica ocasionada por esta patología.

El estudio, publicado en el número de septiembre de la revista Ear and Hearing, ha tenido como objetivo validar la eficacia de esta terapia en el tratamiento del Tinnitus. Para ello se han analizado las respuestas auditivas de treinta pacientes que mostraron una mejoría significativa tras ser equipados con los generadores de ruido y audífonos. Asimismo se produjo una reducción de las otras molestias asociadas al Tinnitus como el cansancio o la irritabilidad.

En la actualidad existe una amplia gama de audífonos que permiten la incorporación de generadores de ruido blanco, e incluso se pueden programar otros tipos de sonidos como las olas del mar. Antes de modificar o ajustar el audífono, se debe acudir al audioprotesista para que este decida cuál es la mejor opción según el grado de Tinnitus que se padezca.

El Tinnitus es el síntoma más común del ‘shock’ acústico

El Tinnitus es el síntoma más frecuente tras sufrir un shock acústico, sobre todo en los trabajadores que permanecen expuestos a fuentes de ruido, según un estudio de la Sociedad Británica de Audiología y Sociedad Internacional de Audiología. Esta investigación analizó 30 casos de personas que habían sufrido shock acústico, de las cuales, el 90 por ciento sufría pitidos en el oidos, es decir, Tinnitus.

El estudio, publicado en el último número de la revista International Journal of Audiology, se centró en analizar el impacto negativo del shock acústico en la salud de la audición. Para ello se registraron los síntomas otológicos -como el Tinnitus- y no otológicos -como la depresión- de los pacientes afectados, 18 mujeres y 12 hombres, mediante audiometrías de tonos puros.

En los resultados obtenidos destacó la presencia de Tinnitus en el 90 por ciento de los casos estudiados, 27 personas. También fue relevante que el 63 por ciento de los pacientes tenían alguna psicopatología derivada de la lesión acústica.

La condición conocida como la lesión “shock acústicoes un complejo trastorno que produce una serie de síntomas de componente psicológico y, tal y como ha demostrado este estudio, de componente otológico, por ejemplo, el Tinnitus. Ante la sospecha de una afección en la capacidad auditiva, es importante acudir al especialista para efectuar un estudio de la calidad de la audición y descartar posibles trastornos.

La audición podría no corresponder a la edad biológica

La edad de la audición no siempre es la misma que la edad biológica. Esto se debe a que determinados “malos” hábitos favorecen el deterioro de las células ciliadas del oído, responsables de captar las frecuencias de sonido, y disminuyendo el umbral de la capacidad auditiva

En el siguiente vídeo, publicado por ASAP Science, se muestra un test que permite conocer la edad que tienen los oídos en función de la frecuencia de sonido que se escuche. Además se observa cómo, a medida que envejece, el oído va perdiendo la capacidad de captar frecuencias más bajas.

Para mantener el buen estado de la audición se recomienda no fumar, evitar exponerse a fuentes de ruido intenso y, sobre todo, acudir al especialista al menos una vez al año para realizar un estudio de la capacidad auditiva.